Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même

Carla Cànovas Puigmartí

Detrás de la poética frase ‘Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même” (dejen hacer y dejen pasar, el mundo va solo) que apela al atractivo concepto de libertad, se esconde el sistema actualmente entendido como ‘Capitalismo salvaje’. ‘Laissez faire’ actúa como eufemismo, igual que la primera parte de la publicación donde se presentan bodegones del mismo producto comprado en diferentes tipos de establecimientos, elegidas según las frutas mejor valoradas en rankings de internet. La segunda parte equivale al ‘capitalismo de libre mercado’ representado a través del tíquet, el otro elemento que acompaña cada compra. Entre cada conjunto se aprecian pocas diferencias, en cambio los tíquets presentan grandes variaciones, evidenciando así la coartación implícita en este modelo socioeconómico; homogeneización y asimilación occidental de todo comercio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies